Show

El comentario de Ana Rosa Quintana sobre una de las adicciones de Kiko Rivera que nadie esperaba.

ana rosa quintana y kiko rivera
Escrito por Sergio Sáez

Para sostener la guerra sin límites entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera, las partes siguen revelando argumentos interesantes. No hay nada que se considere banal cuando se trata de desprestigiar a su contrario. Por eso, la madre ha revelado que los problemas de Kiko están fuertemente asociados con una adicción a los videojuegos.

Esto sale a la luz en el momento de mayor tensión familiar. Para tener una idea del nivel de tensión, imagínense que Kiko fue a visitar a su tío Riverita junto a Fran y Cayetano y no pasó por Cantora a saludar a su madre, a pesar que queda muy cerca. Ahora, con los videojuegos, parece que el asunto se vuelve más complejo.

El esposo de Irene Rosales “no para de esquivar una bala tras otra”. Sin embargo, sabemos que la depresión, lo problemas económicos y las adicciones tienden a ir a la mano, por lo que tampoco suena muy descabellado lo que dice Isabel.

¡Es como un niño!

Tal como lo haría un niño de 10 años, Kiko no para de jugar con su consola de videojuegos. El DJ, padre de tres hijos y con una esposa muy activa, habría priorizado el juego durante estos días. La reportera de Telencinco, Paloma García Pelayo, ha informado sobre la recepción de un paquete con una consola de última generación. Vaya que, para estar tan endeudado, Kiko tiene sus prioridades algo volteadas.

Según Isabel Pantoja, esto no es un problema nuevo, sino que fue una de las causas del deterioro de la relación entre la madre y el hijo. Mediante una llamada telefónica, La Pantoja cuenta algunas anécdotas inherentes a ello. “Cuando lo llamaba no me podía atender porque estaba centrado en eso”.

Afirma que, actualmente, lleva semanas pegado a un videojuego online, por lo que pasa el mayor tiempo hablando con amigos a través de auriculares con micrófono.

Encaramiento de Ana Rosa

En el Programa de Ana Rosa, la presentadora escuchaba atentamente las críticas sobre lo que habría hecho Kiko Rivera y su posible adicción a los videojuegos. Sin embargo, no resultó ser Ana Rosa una mujer tan conservadora. De hecho, dio la cara por su hijo diciendo “Mientras haga eso y no otras cosas no pasa nada”.

Lequio si tenía una posura muy distinta y no le parecía que fuese digno de un padre de familia asumir esta actitud ante la vida. Sin embargo, Ana Rosa le enfatizaba que muchas personas están aprovechando de vivir la experiencia de los videojuegos en esta de Cuarentena

About the author

Sergio Sáez

Leave a Comment